Como ya habrás notado ya empiezan las temperaturas a subir y las plantas ya están de nuevo activas. El jardín se llena de vida, pero no bajes la guardia, ya que las heladas tardías pueden provocar daños en los nuevos brotes que han aparecido con el aumento de las temperaturas.
Mientras que unas acaban, otras comienzan, la actividad no para, toma nota de las tareas que deberías realizar para tener tu jardín a punto en verano.