Las plantas que viven en macetas en interior requieren de algunos cuidados especiales. Es fundamental que las macetas tengan un buen drenaje, para que el agua se escurra fácilmente y su exceso no perjudique a las plantas.