Tarde o temprano, cualquier aficionado a la jardinería debe trasplantar alguna planta. La tarea no es difícil, pero a veces no se tiene suerte porque, además de requerir cierta habilidad, es conveniente tener en cuenta algunos detalles y consejos de interés.
Los cactus son una de las plantas más llamativas, debido a sus formas geométricas, además no requieren de mucha atención, convirtiéndolas así en una de las plantas más fáciles para los que se inician en el mundo de la jardinería.