Flores comestibles

Flores comestibles

¿Sabías qué la utilización de las flores comestibles tan vanguardista, viene siendo utilizadas desde hace miles de años por diferentes culturas? Quizás en vuestro jardín disponéis de una gran despensa de flores para utilizarla en vuestros platos.

 En los últimos años es frecuente la incorporación de flores en los platos de la cocina más innovadora. Sin embargo, las flores han sido utilizadas desde la antigüedad para aportar sabor y color a los platos.

Muchas como la alcachofa, la coliflor o el brócoli son muy conocidas, incluso mucho sin saber que realmente son flores, pero otras como los geranios, los tagetes o las caléndulas no lo son tanto. Puede que en vuestro jardín tengáis algunas variedades de flores comestibles y no seáis conscientes. Traemos algunas de las más utilizadas, aunque lo mejor es consumirlas en fresco también podréis congelarlas o secarlas para prolongar su conservación.



Rosas
: los pétalos de rosa tienen un sabor ligeramente dulce. Con ellos se pueden realizar mermeladas, además van muy bien para acompañar helados, postres y chocolates.

Caléndulas (Calendula officinalis): se consumen sólo sus pétalos, quitando la base blanca. Muy apreciada en los países de oriente medio, tiene un ligero sabor amargo, que puede recordar al azafrán. Se utiliza para aderezar caldos y arroces. Sus hojas más tiernas también se pueden utilizar en ensaladas.

Pensamiento (Viola x Wittrockiana y Viola tricolor). Sus pétalos se utilizan en la cocina por su sabor suave y ligeramente dulce. Además debido a su diversidad de colores, aportan mucha vida a los platos. Se utilizan en ensaladas, helados y tartas y acompañando a pastas, carnes o pescados.

Tagetes (Tagetes erecta): debido a su intenso color amarillo y a su floración estival se suelen utilizar principalmente en ensaladas. Su sabor es ligeramente amargo y con un toque cítrico.

Flor de cebollino (Allium schoenoprasum): si lo que buscáis es aportar un toque picante a vuestros plato lo conseguiréis utilizando pétalos de cebollinos. Su sabor es parecido a la cebolla per más suave. Combinan muy bien con ensaladas y pescados.

Geranio limón (Pelargonium crispum): los pétalos de algunas variedades de geranio como ‘Shine’, ‘Smith’ o ‘Sorbet’ son comestibles. Tienen un sabor a limón que los convierten en el aderezo ideal a los platos de pescado.

 

Algunas cosas a tener en cuenta…
  • Ojo… no todas las flores, ni todas las variedades son comestibles. Deberemos asegurarnos que lo son antes de probarlas.
  • Algunas son tóxicas en grandes cantidades, sin embargo, debido a que normalmente se utilizan para aderezar y acompañar platos es muy difícil intoxicarnos por consumo en exceso.
  • Los alérgicos al polen deberán tener especial cuidado, y deberán limpiar minuciosamente las flores antes de consumirlas.
  • Asegura que están libres de residuos tóxicos (herbicidas o pesticidas). Para ello, lo mejor es cultivarlas vosotros mismos o adquirirlas envasadas en tiendas especializadas o gourmets.


Responder

* Nombre:
* email: (No se publicará)
   Website: (url del sitio con http://)
* Comentarios:
Escriba el código