Tipos de fertilizantes: cuándo y cómo usarlos

Tipos de fertilizantes: cuándo y cómo usarlos

El uso de los fertilizantes adecuados es una de las medidas más importantes que tomar en tu patio o jardín. Sin el fertilizante adecuado para cada planta, el césped, las plantas y las flores no tendrán los crecimientos deseados. Los fertilizantes brindan a tus plantas la capacidad de crecer sanas y fuertes desde la tierra, donde las plantas captan la mayor parte de los nutrientes que necesitan para crecer. Así que cuando se trata de elegir un fertilizante que se ajuste a tus necesidades, asegúrate de usar el producto adecuado para tus plantas.

En el mercado existe una gran variedad de fertilizantes disponibles líquidos o sólidos, de liberación rápida o lenta, como específicos para cada tipo de planta, por ejemplo; fertilizante para plantas de suelo ácido, fertilizante de orquídeas, fertilizante de plantas verdes o fertilizante para plantas de flor.

Fertilizantes líquidos.

Los fertilizantes líquidos se incorporan con el riego, incluso algunos mediante pulverización para especies tropicales de hojas anchas. Por lo general se usan para plantas anuales o productoras de flor que requieren grandes dosis de fertilizante cada 15 días debido a su ritmo frenético. Sin embargo, para las plantas perennes o más longevas, no es una buena opción.

Fertilizantes en gránulos.

Los fertilizantes en gránulos de liberación rápida hacen que los nutrientes estén disponibles de inmediato para que las plantas y el césped puedan usarlos, dando rápidos resultados, debido a la rápida liberación de nutrientes. Sin embargo este tipo de fertilizante se agota velozmente; por lo que necesita más aplicaciones, con el peligro de fertilizar en el suelo, dando como resultado quemaduras en las raíces y en las plantas.

Fertilizantes de liberación lenta.

Los fertilizantes de liberación lenta incorporan lentamente los nutrientes en un período de tiempo, lo que reduce la cantidad de veces que deben aplicarlos. Los gránulos nutren lentamente las plantas y el césped a través de las raíces, disolviéndose con el riego o con el agua de lluvia, sin embargo, tras una lluvia fuerte, puede lavar en exceso el suelo... Tus plantas crecerán a un ritmo constante en lugar de brotar cada vez que las fertilizas.

¿Cuándo abonar?

El abonado no se debe aportar durante todo el año, por lo general deberemos suprimirlo cara el invierno, pues las plantas detienen su crecimiento, por lo que no requieren fertilizante. Deberemos reactivarlo en primavera, cuando las plantas reactivan sus funciones vitales y requieren multitud de nutrientes para estimular la nueva brotación y floración. En climas muy cálidos durante el verano se deberá suprimir también el fertilizante, para que la planta no sufra tanto con el calor, ya que los brotes tiernos son más sensibles al calor, reactivándolos a finales de verano, para darles un último empujón cara el invierno.

Responder

* Nombre:
* email: (No se publicará)
   Website: (url del sitio con http://)
* Comentarios:
Escriba el código