Cómo cuidar la Poinsettia

Cómo cuidar la Poinsettia

La poinsettia es de origen tropical. Aunque en nuestro país muchos la emplean como planta de temporada, en realidad es un arbusto que puede alcanzar un metro de altura y vivir varios años. Sus brácteas rojas, que muchos creen que son flores, son su principal característica; sin embargo cada vez es más frecuente encontrarlas rosas, blancas o incluso naranjas.

El principal enemigo de esta planta es el frío por lo que sólo en climas cálidos podrá cultivarse en el exterior. Como cualquier planta de interior de origen tropical, requiere riego frecuente y humedad ambiental alta. Por eso es fundamental pulverizar las hojas frecuentemente, especialmente si tenéis calefacción en casa. Deberéis situarlas en un rincón luminoso pero sin que los rayos del sol les incidan directamente.

Si queréis mantenerla año tras año, deberéis podarla cuando caigan sus hojas y disminuir la frecuencia de riego, para volverla a aumentar cuando aparezcan los primeros brotes. Abonarla frecuentemente (una vez al mes en invierno y cada quince días en primavera y otoño) y controlar el ataque de insectos será fundamental.

Para que la próxima navidad vuelva a tener brácteas rojas, deberéis controlar las horas de luz que recibe diariamente. La planta deberá estar a oscuras 14 horas seguidas desde septiembre hasta la llegada del invierno, para ello, diariamente, podéis cubrirla con una bolsa de basura negra o trasladarla a una habitación oscura desde las 7 de la tarde hasta la mañana siguiente.

Posts relacionados

Responder

* Nombre:
* email: (No se publicará)
   Website: (url del sitio con http://)
* Comentarios:
Escriba el código